Llámenos
Contáctenos

Cómo hacer una puerta de valla metálica

  • Cómo hacer una puerta de valla metálica

¿Estás buscando realizar una puerta para tu valla que muestre una gran resistencia y al mismo tiempo no necesite mucho mantenimiento incluso encontrándose a la intemperie?

Pasos para hacer una puerta de valla metálica

Como expertos en el sector de las puertas de aluminio de todo tipo, creíamos que a mucha gente le gustaría saber cómo se suelen hacer.

Seguramente en algún otro momento hayas tenido o realizado una puerta de madera para tu valla, pero esta se deterioró en poco tiempo y has tenido que cuidarla mucho. Hoy puedes realizar una puerta metálica, para que no tengas esos inconvenientes y tu puerta dure muchísimo más. 

En un principio puede parecerte complicado construir tú mismo una puerta de valla que encaje perfectamente en este cerco, pero siendo muy meticuloso, contando con las herramientas necesarias y prestando mucha atención a algunos puntos y pasos que te mencionaremos en este artículo podrás lograrlo, y le aportarás mayor seguridad a tu hogar. 

Paso 1: Diagramar tu puerta de valla metálica

  • Cuando pensamos en realizar una puerta metálica que sea perfecta para nuestra valla, lo primero será en realizar un dibujo en el cual vamos a delimitar la forma, las medidas y el entramado que tendrá nuestra puerta metálica. 
  • Lo primero y más importante a saber para esto son las medidas que esta puerta tendrá. 
  • Por lo general, las puertas de valla suelen tener una forma rectangular, es decir, más ancha que alta, por lo que saber la medida justa en centímetros del ancho y del alto que significará el enmarcado será el paso inicial. 
  • Dentro del diagrama del marco, deberás ubicar qué tipo de divisiones metálicas esta irá a tener. Si lo que realizarás es una puerta con lamas metálicas, deberás diagramarlas y delimitar sus medidas, para que encajen justo dentro del marco. 
  • Tener un gráfico de lo que irás a realizar te servirá de mucho para no cometer errores. 

Paso 2: Cortar las piezas metálicas del marco y el dibujo

  • El corte correcto y certero de las cuatro piezas que formarán el enmarcado total de la puerta para el vallado, es uno de los factores más importantes. Es por eso que este momento será el que más atención debes tener. 
  • Debes tomar las medidas exactas de cada una de las piezas que formará la puerta antes de realizar el corte y marcarlas para realizar el trabajo de corte.
  • Debes tomar en cuenta que en cada uno de los extremos de estas tendrás que efectuar un corte en 45 grados, para que luego puedas encajar perfectamente las otras piezas, justo cuando realices el soldado. 
  • Es muy importante que este trabajo de corte oblicuo sea perfecto, para que luego logres esos ángulos de 90° cuando realices la unión. 
  • Para este trabajo requerirás de alguno de los tipos de máquinas que se encuentran en el mercado para cortar metal. Las más populares son las de corte por plasma, las de corte por chorro de agua y si eres realmente un profesional, en la actualidad se encuentran muchas cortadoras de metal por láser. 
  • Luego, procederás a cortar también las piezas que formarán parte del dibujo de tu puerta metálica, ya sea que estas formen un entramado interior o que esté compuesta por lamas. Estas piezas deberán estar cortadas para encajar perfectamente y en este caso, los extremos deben estar a 90 grados y parejos. 

Paso 3: Soldar

Soldar el metal de la puerta valla

  • Sin duda alguna, el momento crucial es el de unir todas aquellas partes que hemos cortado perfectamente para conformar nuestra puerta de valla metálica. Para esto, tienes que conocer a la perfección la técnica de soldadura y contar con el equipamiento adecuado. 
  • Comenzarás con la soldadura de las piezas que forman el marco de la puerta, para obtener la estructura en la que luego anexarás las piezas que formarán el dibujo de la misma. 
  • Es muy importante que una vez que hayas montado la parte de la estructura y hayas colocado en su interior las piezas del entramado, tengas bien sujeta toda esta estructura, para que no haya errores y que la puerta sea más ancha o más delgada en su parte central. 

Con la puerta bien contenida será mucho más fácil darle bien los puntos de soldadura a las piezas interiores de la puerta. Lijar las uniones posteriormente nos dará un acabado perfecto.

Paso 4: Colocar los accesorios

  • Este paso dependerá mucho del tipo de puerta que vayas a realizar para tu valla. Ya sea que esta puerta sea corredera, o que se una puerta de hoja para abrir, tendrás que anexarle diferentes tipos de accesorios para su funcionamiento correcto y también para mayor seguridad. 
  • Deberás soldarle a esta puerta el tipo de método de apertura que vayas a utilizar. En el caso de que sea por bisagras, deberás soldar en el perfil adecuado tres de estas, pero si tu puerta será corredera, deberás anexar aquellos accesorios que le permitirá el rodamiento adecuado para abrir y cerrar. 
  • En el extremo que tenga contacto con la valla, debemos colocar de manera precisa la cerradura. Con una herramienta precisa deberemos realizar un agujero en el perfil, mediante el cual podamos embutir su cerradura. 
  • Una vez colocada perfectamente esta, debes también pensar en soldarle algún tipo de manivela o picaporte mediante el cual abrirás y cerrarás tu puerta de valla. 

Paso 6: Acabado

  • Dándole unos retoques finales de lijado, podrás utilizar cualquier tipo de pintura para metales y darle ese aspecto estético que habías pensado para tu puerta de valla.

Sigue estos simples pasos y lograrás tener una puerta de valla metálica hecha por tu mismo en tu hogar.

Si quieres saber cómo se suelen hacer, aquí dejamos un vídeo muy sencillo y relevante sobre cómo hacer una puerta de valla metálica:

By | 2020-09-18T06:25:58+00:00 septiembre 17th, 2020|Consejos|