¿Cómo aislar las ventanas correderas de aluminio?

El mundo de la construcción ofrece una gran variedad de materiales tanto tradicionales como modernos, creados para satisfacer las necesidades de los más exigentes. Vamos a enseñarte cómo aislar ventanas correderas de aluminio.

Las ventanas como prioridad para proteger los hogares del invierno

Con el cambio de las estaciones es primordial que algunas áreas de la casa se protejan de sus efectos nocivos, sobre todo en invierno cuando el frío acérrimo puede afectar tanto a las personas como a las mismas estructuras.

Las ventanas, además de tener una función decorativa, permiten la ventilación natural de la casa tanto del exterior hacia el interior como viceversa,  además de servir de barrera para permitir o aislar la luz natural.

En el mercado existen varios tipos de ventanas dependiendo de su funcionalidad, siendo algunos de los modelos más populares:

Ventanas de aluminio (las más solicitadas) para aislar

  • Ventanas de tipo PVC.
  • Modelos de ventanas con cristal simple.
  • Ventanas de doble cristal.
  • Las ventanas de madera.
  • Ventanas practicables.
  • Ventanas simples.
  • Las ventanas correderas.

Todas estas combinan un material con el otro para crear diversos modelos dependiendo de la necesidad y los gustos estéticos del cliente.

Sin embargo y al llegar el invierno hay que tomar algunas consideraciones especiales y analizar qué tipo de ventana posee nuestra casa para después decidir si se le aplicará algún refuerzo durante esta estación del año.

Las ventanas de aluminio correderas siempre han sido las más populares en el mercado, pero cuando llega el invierno deben tomarse en cuenta ciertos criterios para proteger los espacios internos de la inclemencia del frío.

¿Cómo proteger las ventanas de aluminio del invierno?

Doble cristal para aislar ventanas correderas de aluminio

Existen muchas maneras de proteger las ventanas de aluminio de los efectos del invierno. La primera es reforzando los cristales de la ventana utilizando doble cristal.

Cómo aislar ventanas correderas de aluminio: doble cristal

El doble cristal no permite el intercambio de energía desde el exterior hacia el interior, produciendo una serie de beneficios como el aislamiento térmico, el menor uso de calefacción y hasta una mejor acústica.

Aunque pudiera ser la solución más eficiente a largo plazo, su inversión es elevada en comparación con otras opciones. Otra opción similar al doble cristal es el cambio definitivo de la ventana por otra especial con efecto aislante, pueden ser también de aluminio o PVC.

Por otro lado existen otros métodos más económicos  y efectivos para  proteger las ventanas del frío del invierno sin necesidad de reemplazarlas por completo. Quizás el material más utilizado por su precio y accesibilidad son los burletes de goma.

Burletes de gomas

Este es un material flexible en forma de cinta adhesiva que se coloca en el perímetro de la hoja de la ventana junto con el marco.

Este material crea un cierre hermético en cada una de las partes de la ventana impidiendo las corrientes de aire. Así como impide el aire externo, también mantiene la calefacción interna.

Existen varios tipos de burletes dependiendo la necesidad y el tipo de ventana a proteger y entre los modelos más conocidos están:

Burlete de espuma autoadhesivos

Son flexibles y adaptados a cavidades pequeñas.

Burletes de cauchos para puertas y ventanas

Son tiras más resistentes que la goma espuma, diseñadas para ventanas grandes y pesadas.

Burlete de caucho con perfil P

Garantiza un cierre hermético en lugares donde hay filtraciones.

Burletes de caucho por perfil E

Son resistentes y se ponen tanto en el perfil interior como superior de la ventana.

Burletes de silicona para ventana corredera

Son más costosos por su calidad. Además de ofrecer más resistencia y aislamiento pueden durar hasta más de diez años.

Para instalar los burletes debe sacarse la ventana y limpiarla de todo rastro de polvo. Posteriormente limpiar el canto de la hoja con alcohol para después instalarla poco a poco. Se coloca el burlete y se va despegando una cinta correctora que guía su dirección; por último se presiona hasta que  quede bien adherido y sin burbujas.

Existen otras maneras de proteger las ventanas de aluminio del calor como las cortinas térmicas y las contraventanas, las cuales también son soluciones prácticas para cuidar tu hogar del invierno.

By | 2018-10-08T08:56:35+00:00 octubre 18th, 2018|Consejos|