¿Cómo cambiar la cuerda de una persiana de aluminio?

En araquealuminios.com sabemos que las persianas se tratan de mecanismos que están elaborados a partir de materiales como el aluminio o el PVC, los cuales permiten mantener los inmuebles protegidos ante el calor y la luz.

Las persianas de aluminio son las más solicitadas

Y aunque las persianas de aluminio suelen estar entre las más demandadas y es posible encontrarlas en varias clases dentro del mercado actual, lo cierto es que las enrollables destacan por ser las más usadas.

Pero aunque las persianas de aluminio se caracterizan por ser duraderas y resistentes, es posible que en algunos casos su cuerda se dañe, y surja la duda de ¿cómo cambiar la cuerda de una persiana de aluminio?

Afortunadamente el poder repararla resulta bastante sencillo. Lo primero es tener a mano los siguientes materiales, como un destornillador, una nueva cuerda de persiana, tornillos y una placa embellecedora para la parte inferior donde se recoge la correa, para terminar siguiendo unos pasos:

Pasos a seguir al cambiar la correa de una persiana

Paso #1

Con el fin de cambiar la correa es preciso bajar completamente la persiana para  extraer la parte superior de su cajón, después debe extraerse el tornillo que se encarga de mantener las cuerdas unidas con el eje de la persiana a fin de impedir que la misma se mueva.

Paso #2

Después hay que cortar la vieja correa y extraer el embellecedor con el propósito de tener acceso al recogedor inferior. Y una vez retirado el recogedor que se encuentra en la parte inferior de la ventana, habrá que proceder a extraer la cuerda.

Paso #3

Resulta esencial tomar en cuenta que la cuerda debe tener la misma longitud que hay entre la parte inferior y la superior, pero multiplicada por cuatro, así es posible cerciorarse de que la cuerda cuente con recorrido y permita subir y/o bajar la persiana completamente.

Paso #4

Hay que colocar uno de los extremos de la cuerda en el eje superior y hacer un nudo para después pasarlo a través del pasacintas superior. Resulta fundamental que después de pasar completamente la cuerda, se gire el eje manualmente con la finalidad de que unas 3/4 partes de la correa terminen recogidas en torno al disco.

Paso #5

Luego pueden colocarse nuevamente los tornillos que mantienen la cuerda enganchada al eje central, y después se debe cerrar la tapa del cajón. Asimismo, hay que pasar la cuerda a través de la parte exterior del embellecedor hasta el recogedor inferior.

Paso #6

Seguidamente y con cuidado, hay que girar totalmente el recogedor para tensar el muelle de la cuerda y después apretarlo para evitar que se suelte.

Una vez hecho esto, se debe atornillar el extremo de la cuerda y permitir que la fuerza del muelle sea la que enrosque nuevamente a la cinta. Y para finalizar habrá que atornillar el embellecedor.

Pasos para cambiar una cuerda de persiana de aluminio

Este se trata del modo adecuado de cambiar la correa de una persiana teniendo la seguridad de no saltarte ninguno de los pasos necesarios o forzar alguno de los elementos de la persiana a la hora de manipularlos.

Una vez que finalice el cambio, quedará probar si la persiana sube/baja de forma adecuada para cerciorarse de que el cambio se realizó apropiadamente.

Y es así como de una manera bastante fácil y rápida es posible solventar eficazmente el inconveniente que supone el cambio de una cuerda de persiana, para después poder comenzar a utilizar de nuevo ese mecanismo tan práctico que son las persianas de aluminio.

¿Cuándo cambiar la cuerda de una persiana de aluminio?

Cuando la persiana no sube/baja totalmente al tirar de la cuerda

A fin de solventar este problema, resulta necesario acceder al cajón o registro de la persiana y retirar los flejes que se encuentran entre el panel y el eje para poder extraer completamente la cuerda del recogedor (fijándola para evitar que se introduzca).

Luego se debe girar en sentido contrario el disco del eje para que recoja totalmente la cuerda que se salió del recogedor. Al llegar al tope, hay que colocar nuevamente los flejes del panel al eje y comprobar el funcionamiento de la persiana.

Cuando la persiana no se mantiene subida y se baja por sí misma

Suele pasar en los momentos en que la cuerda no es sujetada por la pestaña del recogedor y con el propósito de solucionar este problema, es preciso abrir (si es exterior abatible) o extraer el recogedor de la pared.

En estos casos hay que cerciorarse de si la cuerda que pasa a través de alguna rendija del recogedor posee una pequeña pestaña y hace que se trabe.

Se debe tratar de reparar o cerrar dicha pestaña asegurándose de que quede prácticamente en el lugar por el cual pasa la cuerda, cerciorándose de no cerrarlo completamente porque podría dejar sin espacio la cuerda e impediría que se deslice correctamente.

By | 2018-11-12T14:24:48+00:00 noviembre 12th, 2018|Consejos|