Llámenos
Contáctenos

¿Cómo convertir ventanas en oscilobatientes?

Contrario a lo que se pueda pensar, el montaje de un kit para convertir una ventana en oscilobatientes resulta bastante sencillo. Para comenzar, es preciso retirar la hoja de la ventana, de manera que sea posible poder retirar los accesorios de la practicable.

Pasos para convertir ventanas en oscilobatientes

Se comienza sacando primero la cremona, para lo cual se puede usar un destornillador de estrella o la llave Allen, algo que permitirá poder sacar las varilla a través del canal de la hoja con bastante facilidad.

Por su parte, las bisagras pueden retirarse con el destornillador para después pasar a retirar el resto de los accesorios del marco y listo.

Cabe decir que antes de comenzar a trabajar, es esencial contar con una buena orientación con respecto de la hoja, por lo que se recomienda que la parte más cercana al cuerpo al momento de trabajar sea la parte de abajo, de manera que la posición de la cremona quede del lado izquierdo y las de las bisagras del lado derecho.

Asimismo, junto al kit de oscilobatiente suele venir un plano en el cual se especifican las medidas y operaciones relacionadas con su montaje, aunque lo mejor suele ser comenzar por el corte de la goma para poder colocar las bisagras, siguiendo las instrucciones especificadas en el plano.

Después hay que colocar la bisagra de la parte inferior de la hoja (todos las cerrajes y mecanismos deben colocarse en el canal del medio).

También hay que asegurarse de tener las entradas hechas para poder insertarla, en caso de no contar con ellas, se utilizara la lima plana para limar el canto tanto en ambos lados hasta lograr que los accesorios pasen por ellas.

En una ventana que no está preparada para ser oscilobatiente, será preciso limar los cantos y en caso de presentar alguna dificultad para que se ajuste, se puede usar el mazo para golpear suavemente, hasta hacerla encajar, para después ajustarlo con el atornillador.

Después vendrían los cerrajes de la hoja. En este punto se trabaja en la parte vertical de la hoja, donde se encuentra la cremona.

Primero se coloca una primera varilla (la superior) en el extremo inferior, luego la pieza del centro (que destaca por ser la más larga y tener dos pequeños cuernecillos que siempre deben ir hacia abajo), el pivote debe colocar en el agujero de la varilla para poder introducir la pieza con facilidad.

Después viene la segunda varilla (la inferior) y finalmente se coloca la pieza inferior. Se puede usar el mazo siempre que se crea necesario, especialmente para mover las piezas con cuidado tan arriba como sea posible.

Después debe colocarse el reenvío de la parte superior (la pieza con forma de “L”) en el agujero superior de la varilla y se utiliza el mazo para empujarlo (sin que llegue hasta el fondo).

Luego vendría la colocación del compás y su respetiva bisagra, la cual debe unirse al tornillo que posee el compás en la parte superior (conviene atornillarla para evitar que se caiga); primero se coloca la varilla superior en el lado contrario del reenvío y el compás tras ella.

Una vez estén todas estas piezas será necesario hacer que el pivote final del reenvío se ajuste al agujero de la varilla superior empujándolo suavemente hasta el fondo con el mazo.

Se debe colocar la pieza del tope del reenvío en la hendidura que el mismo posee en el borde. Usando el mazo, habrá que colocar la pieza en el centro del encaje de la cremona.

Ahora viene la colocación de la cremona, pero para ello hay que colocar primero la pieza que viene con ella y sirve como arandela,  ayudándola a ubicarse en el lugar adecuado donde sus agujeros coincidan.

La cremona debe estar colocada en posición central, de modo que su mecanismo interno coincida con la pieza previamente colocada; después usando la llave Allen de cuatro se ajustan los tonillos.

Pide presupuesto gratis

Después se ajusta los tornillos del compás utilizando la llave de dos y medio. Para comprobar que el mecanismo funciona correctamente basta con mover la cremona y al llegar a posición oscilobatiente se comprueba que el compás funciona.

En el caso del marco, también se puede usar el plano para guiarse en la colocación de las bisagras, comenzando siempre por la pieza inferior.

Debido a que en la hoja las bisagras se encuentran en la parte inferior derecha, en el marco deberán colocarse en la parte inferior izquierda. Y lo mismo sucede en el caso de las piezas del marco, ya que cada una aparece con sus respectivas medidas de colocación.

Una vez que el marco esté listo para colocar la hoja es preciso preparar el pivote que servirá de soporte para la bisagra superior, colocándole la pieza de plástico que viene con él.

hay que colocar el pivote de la bisagra inferior de la hoja en el agujero del marco, para después hacer coincidir las bisagras superiores y colocar el pivote previamente preparado con la parte de plástico hacia arriba, y usando la llave de cuatro en forma de “L” se aprieta.

Después hay que comprobar que ambas partes de la ventaja se ajusten correctamente, para realizar una marca en el marco que indique el centro de la cremona, para poder colocar la pieza final del marco y hay que cerciorarse de que el tornillo de la misma coincida con la marca realizada para poder apretar su tornillo. ¡Listo!

By | 2019-06-17T16:21:51+00:00 julio 16th, 2019|Consejos|